FILOSOFÍA DE DISEÑO

La experiencia acumulada en 30 años en el mundo del Diseño, Proyecto y Construcción de Campos de Golf al lado de una personalidad inigualable, como fue Seve Ballesteros, es difícil de resumir en palabras aunque haya sido memorable desde el punto de vista profesional y humano. Los torrentes de doctrina elaborados los hemos plasmado en todas las realizaciones que junto a él, y en exclusiva como su equipo de trabajo, realizamos en todos esos años. Ahora nuestro orgullo y deber es que ese legado que sólo a nosotros nos dejó, podamos seguir divulgándolo en nuevos recorridos, tan excitantes como los realizados hasta ahora.



Al igual que hemos hecho anteriormente, seguiremos buscando la naturalidad en el diseño, siempre en consonancia con las condiciones del terreno, intentando acentuar las características del mismo e integrando el entorno en el recorrido. Es la forma de que los trabajos de construcción sean más livianos y los posteriores mantenimientos resulten realmente factibles técnica y económicamente.

Una importante recomendación que damos a los promotores, es que contacten con los diseñadores de campos de golf a la hora de realizar el “Master Plan” de sus proyectos, con el fin de que puedan ir seleccionando las zonas que consideren idóneas en esta ordenación previa. El éxito del producto final depende de su confección ya que el resultado es irreversible posteriormente.

Este proceso supone el estudio del terreno desde todos los puntos de vista: morfológico, edáfico, botánico, geológico, paisajístico, climático, etc., con el fin de conseguir la solución óptima. Suelen existir elementos singulares en las fincas, y su inclusión en el recorrido puede dotar a éste de una personalidad propia, reforzada por la impronta con la que un diseñador sea capaz de dotar a todas sus obras. Estas pautas, como no podía ser de otra manera, serán las mismas, que hemos ido desarrollando y que han hecho que varios de nuestros recorridos hayan recibidos distinciones y premios en certámenes que valoraban los valores ecológicos y el respeto por el medioambiente de los campos de golf.



Al igual que nuestra concepción de diseño siempre va unido a las características de la finca, también las soluciones constructivas, recogidas en el correspondiente proyecto de ingeniería, atienden a la meteorología y a las condiciones del lugar. Aunque las peculiaridades del terreno puedan condicionar el resultado final del recorrido, pretendemos ir encajando todos los principios fundamentales, para conseguir buenos campos para jugadores de todos los niveles, además de que se puedan convertir en desafiantes, atractivos y selectivos para los grandes maestros.

Aquí radica el secreto de un buen diseño, poder aprovecharse de todas las opciones que el terreno nos brinda y concatenar un hoyo con el siguiente. Esta sucesión de hoyos, deberá sortear todos los problemas que puedan surgir, contando con la destreza del propio diseñador y del proyectista. Deberán tener cada uno de los 18, personalidad propia y diferente del resto, pero con la obligatoriedad de ser absolutamente complementarios entre sí para lograr el recorrido pretendido.