PROCESO DE DISEÑO

Teniendo en cuenta los conceptos que sustentan un buen diseño y después de la visita a la finca es primordial un buen estudio de todas las características del entorno el que vamos a trabajar.

En este sentido además de las fotografías aéreas, los estudios geológicos, edáficos, medioambientales y por supuesto, unos detallados planos topográficos con curvas de nivel de metro en metro, complementados con información de la vegetación y accesos, son fundamentales para ir iniciando el diseño del recorrido que debe ir en consonancia y al unísono del desarrollo del Master Plan.

De este modo, se van consiguiendo los objetivos y solventando los problemas en consonancia con las particularidades del terreno y que nuestro proyecto de ingeniería va marcando para las diferentes etapas de la construcción, que se ajustan a las siguientes particularidades:


·         Naturalidad

o   Diseños de hoyos con características diferentes e integrados en el entorno sin necesidad de soluciones artificiales, ya que se intenta aprovechar todas las condiciones naturales del terreno como herramientas fundamentales de diseño.


·         Secuencia de diseño

o   Durante el proceso de diseño y en consonancia con lo anteriormente mencionado, es muy importante el estudio de los lugares más emblemáticos y específicos para la localización de tees, fairways o greenes.

o   En este sentido, podríamos comentar que los tees deben ocupar preferiblemente lugares prominentes con dominio de los fairways y de los hazards, para que el jugador al situarse sobre ellos, pueda vislumbrar el camino más adecuado de acuerdo a sus particularidades características para conseguir la posición más correcta para alcanzar el green en golpes sucesivos (en el caso de pares 4 y 5).


o   El secreto de un buen diseño es el aprovechamiento de las condiciones naturales del terreno para que nos posibiliten el encadenar un hoyo al anterior teniendo en cuenta factores tan importantes como la situación de los árboles, incluso de los bosquetes, el estudio de las pendientes del terreno, los emplazamientos rocosos, la naturaleza del subsuelo, los flujos de agua, el saneamiento del recorrido en caso de fuertes lluvias, etc…, así como la localización de la Casa Club de cara a buscar la mejor funcionalidad.               


Además de lo comentado  y unido a ello, el conseguir una gran variedad en los hoyos, nos asegura el captar el interés y concentración del jugador, de manera que cada hoy plantee un reto nuevo, que concite el interés y motivación del jugador.

Finalmente, es esencial que los hoyos finales sean realmente especiales muy integrados en el entorno pero que puedan provocar un desenlace inesperado de la competición, dejando el resultado condicionado al último momento, como si de una buena película, un buen libro, se tratase.

 

 

FUNCIONALIDAD PARA LOS JUGADORES

Es esencial que sea un recorrido cómodo para los jugadores, sin grandes desniveles y que no provoque paradas en el juego, por excesivas demoras en los partidos precedentes. También se tiene especial atención en que no haya grandes distancias entre el green y el tee siguiente, son todos objetivos que van unidos a mantener una secuencia adecuada de los hoyos, cuidando dependiendo de las características de los mismos.

 

·         Versatilidad del recorrido

Consideramos muy importante el conseguir que los hoyos presenten diferentes maneras de afrontarlos dependiendo de las características y habilidades, e incluso con las mismas condiciones meteorológicas un mismo jugador puede plantear la estrategia de  un mismo hoyo de diferente manera.

 


·         Moldeo del recorrido


 Otra de nuestras características que definen nuestros campos es un suave moldeo que afectando al juego también facilita el drenaje superficial del terreno. El objetivo final es que parezca que no se ha realizado ningún movimiento de tierras, sino que el terreno siempre ha estado en las mismas condiciones, aunque se hayan realizado las labores previas de instalación de drenaje, adición de cubierta vegetal, instalación de riego y posterior siembra. Este moldeo condiciona la posición de la bola y, por tanto, el approach a un green que también se encuentra cuidadosamente modelado para que se puedan emplazar diferentes posiciones de bandera, que se puedan intercambiar tanto para un mejor mantenimiento del green como para diferenciar un mismo hoyo los diferentes días de torneo.

o   La localización de al menos 4 posiciones de bandera, implica diferentes maneras de afrontar el hoyo dependiendo de la localización.

o   Este moldeo exige un buen control del juego corto para intentar conseguir el ansiado approach y putt, tan necesario a la hora de presentar un buen score.

o   Dependiendo de la colocación de la bandera y del moldeo del green, se premia a aquéllos que tengan un buen toque y seguridad con el putter.




REQUISITOS DEL DISEÑO DE UN CAMPO DE GOLF

Para lograr un buen campo de golf es imprescindible que se consigan unas condiciones mínimas básicas, ya que en caso contrario el diseño siempre carecerá de ciertas características que se hacen imprescindibles para que el jugador disfrute.

Es, por ejemplo, muy importante disponer de una superficie mínima para que no haya interferencias entre los hoyos, o entre éstos y los límites del campo, en los cuales puede encontrarse un residencial, unos viales, una zona deportiva…, en definitiva una amplitud mínima que haga sentirse cómodo al jugador. Si la dimensiones son reducidas es difícil que un diseño se caracterice por la variedad en la longitud de los hoyos.

Otros factores importantes son las condiciones medioambientales y topográficas del terreno, al igual que unos presupuestos mínimos de construcción que posibiliten el cumplimiento de las especificaciones técnicas requeridas.

 


Especificidad de Diseño

Las condiciones naturales del terreno las consideramos muy importantes para no tener que recurrir a soluciones artificiales que suelen incrementar el costo de construcción e incluso el de mantenimiento.

El aprovechamiento del entorno, suele ser el mejor instrumento para conseguir unos hoyos diferentes, sin olvidar, por supuesto, la destreza y experiencia del diseñador. El paisaje debe guiarnos en la búsqueda de las características del recorrido.

 


Naturalidad en el Diseño

Nuestra filosofía se basa en realizar campos de golf naturales, y a partir de cada lugar y de las dimensiones y características del entorno, cada campo tendrá su estilo, porque no hay dos piezas de terreno iguales donde implantar un diseño.

Nosotros consideramos imprescindible, aprovechar e integrar todos los rincones del terreno, en busca de localizaciones únicas, con el fin de situar en los mejores lugares y dependiendo de la características de cada uno, los greenes, tees, nuevos lagos, etc.

Tan importante como la integración de estos elementos es tener éxito en la concatenación de los hoyos, buscando la secuencia que mejor funcione. Un elemento primordial en este logro es encontrar un adecuado emplazamiento de la Casa Club, campo de prácticas, aparcamientos que posibilite la salida y llegada de cada parcial de 9 hoyos.

Como si se tratase del género cinematográfico, mantener el interés del espectador con un estilo de narración fluido y convincente es tan importante para una película, como para un jugador ir saltando de hoyo en hoyo, encontrándose retos diferentes pero bien hilvanados y siempre con un estilo natural que respete y potencie el terreno a la vez que obligue al jugador a desplegar todas sus virtudes: potencia, habilidad, estrategia, capacidad para afrontar riesgos…, y pretendiendo siempre conseguir un final de cine.

 


UN CAMPO DE GOLF NO DEBE DELATAR QUE ES FRUTO DE UN TRABAJO REALIZADO EN UNA MESA DE DIBUJO, NI DE UN SOFISTICADO PROGRAMA INFORMÁTICO

Tal y como hemos repetido anteriormente, un buen Golf realmente Natural se consigue a partir de una concienzuda ordenación del terreno, plasmada en el Master Plan y de saber trasladar al terreno todas las particularidades que el diseño lleva implícito.

 Para lograr la integración de todas las unidades del entorno, no basta con que la construcción se haga con un equipo de topógrafos que estaquille el campo y señale las cotas para que el movimiento de tierras sea hecho tal y cómo indican los planos de Proyecto. Es necesario, por el contrario, adaptar esta información al terreno para respetarlo y potenciarlo en sus cualidades con la ayuda de un personal propio de dirección de obra y de un equipo de moldeadores de la máxima experiencia y confianza del equipo del diseñador.

Este trabajo de adaptación y mejoras sucesivas de todas las situaciones que se van planteando, no ha de significar un encarecimiento del presupuesto, sino todo lo contrario. Con un Proyecto bien realizado y una Dirección experimentada, es posible conseguir esa optimización permanente del diseño, sin repercusión en el precio, es lo que se llama "Precio Cerrado".



Valoración del Diseño elaborado

Mediante el trabajo de dirección y adaptación del diseño al terreno, iremos analizando en cada hoyo, todos los elementos a ser considerados y su presentación final.

Se trata de ponderar cada factor debidamente de modo que cada hoyo presente el nivel de dificultad y las características pretendidas. Sobre el papel se puede hacer como si de un modelo matemático se tratara, de forma que cada hoyo arroje un valor final, esto tiene su correspondencia real con el handicap final de cada hoyo.

 El objeto final es conseguir la complementariedad entre hoyos ya mencionada así como otros objetivos parciales igualmente importantes:

 


Equivalencia entre 1ª y 2ª vuelta

Para una sencilla funcionalidad de la instalación, y facilitar la realización de torneos de Club y también en el más alto nivel de profesionales, normalmente las salidas se realizan tanto por el tee del 1 como del 10. Con el fin de no crear desigualdades entre los jugadores por este motivo, resulta interesante equiparar en su dificultad ambas vueltas.

  

Incertidumbre en el resultado + Gran Final de vuelta

Es importante que los hoyos admitan por sus características cualquier resultado, premiando los buenos golpes y castigando a los malos. Un ejemplo de esto es el 17 de Valderrama, mirando las estadísticas del Torneo, se desprendía que era el hoyo con mayor número de birdies, eagles y boggies. Esta cualidad es posible conseguirla a la hora de diseñar por ejemplo, un par cinco. Es importante que los hoyos finales, sean los mejores o estén a la altura de los más notables del recorrido para fomentar e incrementar la incertidumbre del resultado.

 


Máxima variedad de hoyos

Utilizando debidamente las posibilidades que supone aplicar a cada hoyo hasta cien factores de diseño, como ya ha quedado comentado anteriormente, se garantiza la consecución de este objetivo.

  

Facilidad en la circulación de jugadores

Es importante conseguir fluidez en el juego, de modo que no se produzcan parones o retenciones en el recorrido. Para ello es fundamental la secuencia establecida de hoyos en lo que respecta a su dificultad, al par de los mismos y a la distancia de green a tee.

 


Versatilidad del recorrido

Es muy importante que los hoyos resultantes tengan la propiedad de presentarse al jugador de diferentes formas, incluso a igualdad de condiciones climáticas. Es decir, que el campo que un jugador se encuentre un día, le planteé retos diferentes al día siguiente.

El diseño permitirá disfrutar de estas condiciones tanto a los profesionales como a los amateurs. Para ello no se tendrá sólo en cuenta la realización de diferentes tees, sino que supone la ubicación de los obstáculos de la forma precisa.


Adaptación al viento y a las condiciones meteorológicas adversas


Deberá ser considerado este aspecto así como su compensación interna. Es decir, conseguir un equilibrio entre las orientaciones no sólo de los hoyos en general, sino entre los del mismo par.

 


Colofón

En conclusión, el gran objetivo final, la consecución de hoyos complementarios en sus cualidades, además de diferentes, supone la creación de un recorrido justo en el sentido de que contemple todas las formas de juego: precisión, agresividad o toma de riesgos, potencia o buen juego largo, habilidad o dominio de juego corto, calidad en los greenes, etc…Es decir, un escenario, donde los que mejor jueguen realmente tengan más oportunidades de victoria, y donde por tanto la suerte juegue un papel secundario.

Por los mismos motivos anteriormente citados, se tratará de un terreno de juego SELECTIVO, se trata de premiar a los jugadores más completos, que es tanto como decir los mejores, capaces de dominar todos los palos de la bolsa y todas las situaciones en las que el Campo les ponga a prueba.

Nuestra experiencia nos ha enseñado que una de las mejores maneras para incorporar estas características en los recorridos es el equilibrio en los pares del campo, es decir, la creación de seis pares 3, seis pares 4 y seis pares 5.