CRITERIOS DE DISEÑO


En todos nuestros trabajos aplicamos unos principios con el fin de que cada hoyo sea realmente específico en cada recorrido, ya que depende de sus propias características y de su relación con el resto y sobre todo siempre integrado en el terreno, en el entorno, respetando la naturaleza.


Entre nuestros criterios de diseño resaltamos el equilibrio entre el número de pares 3, 4 y 5. Las principales ventajas son las siguientes:

 

  1. Ahorro de la superficie  de terreno necesaria.

      Ahorro aproximado entre un 15% y un 20% de superficie, respecto a los recorridos convencionales formados por 4 pares 3; 10 pares 4 y 4 pares 5.

       1.1       Debido a la sustitución de 2 pares 4 por 2 pares 3.

      1.2     Debido a la fácil adaptabilidad de los pares 3 a la superficie disponible.

      1.3   El aumento de longitud como consecuencia de la transformación de 2 pares 4 en pares 5, no llega a compensar los apartados anteriores, ya que los 6 pares 5 tienen las siguientes características, que los convierten en "genuinos pares 5", a diferencia de otros pares 5 que son: "pares 4 + hierro corto-medio".

                   * Green alcanzable en dos buenos golpes.

                   * Posibilidad de obtener "eagle-birdie" o bien "bogey-doble bogey", asequibles pero no sencillos.

   


2. Diseño clónico y específico.

             Capacidad para dotar a cada diseño de todas las características y requisitos que se deseen desde la etapa del primer boceto de diseño, de modo que se asegure el máximo nivel de calidad y prestaciones del recorrido de una forma sistemática y no únicamente por la inspiración del momento, pero asegurando la singularidad de cada uno, mediante la potenciación de sus características específicas.

 

   2.1     Evaluación precisa del cálculo de la dificultad del campo tanto en su conjunto como por grupo de hoyos: pares 3; pares 4 y 5.             2.1.1    Creación en cada grupo de hoyos, de 3 categorías: cortos, medianos y largos. Existencia, por tanto, de 6 hoyos de cada uno de los tres niveles citados, compuestos por: 2 pares 3, 2 pares 4 y 2 pares 5.

 

   2.2       Máximo equilibrio en las características de los hoyos de cada uno de los grupos mencionados.

  2.3     Fijación del nivel de calidad y dificultad del campo desde la fase inicial de diseño.

  2.4      Resaltar singularidades del diseño que le van a proporcionar personalidad única.

           

 

 3. Homogeneidad de ambas vueltas.

 Creación de dos vueltas de 9 hoyos equivalentes:

 

    3.1    Se iguala más el factor salida para los jugadores que parten del tee del 1 ó del 10.           

    3.2       El mismo efecto del caso anterior para las salidas "a tiro de escopeta", es decir, salida simultánea desde todos los tees.

    3.3      Los hoyos finales, que son los decisivos, serán más equivalentes, en ambos casos.

    3.4       Menores diferencias, en casos de cambio de climatología.

    3.5       Se amortiguan las diferencias mañana-tarde. 

 


4. Incertidumbre del resultado final.

             Las tarjetas pueden presentar mayor número de birdies y de bogeys y por tanto, la  emoción se mantiene hasta el final.

             4.1     Al poder crear en el final de cada vuelta una secuencia de hoyos espectaculares   tipo: par 4, par 3 y par 5, estos dos últimos con greenes defendidos por agua, por ejemplo.

             4.2     Máxima espectacularidad en los torneos retransmitidos por televisión, donde la cobertura se centra en los últimos hoyos principalmente.

  


5. Máxima variedad

          5.1     Garantizada por la alternancia de hoyos de par 3; par 4 y par 5, durante la vuelta.

         5.2     Variedad también en el juego de un día para otro. Las "sensaciones" de cada jugador variarán diariamente en función de la estrategia a seguir según se desarrolle el juego, al aumentar las expectativas de alternancia "birdie bogey".

 

 6. Concentración en el juego.

 Mayor grado de concentración durante las 4 - 4 1/2 h. de juego.

                 6.1       Debido a lo apuntado en 5.1 y 5.2.

           6.2       Por la existencia de más pares 5 en el horizonte, que representan opciones de birdie e impiden que el jugador se "abandone", si su juego no está siendo satisfactorio.

  


7. Compatibilidad de juego "Amateurs"-Profesionales.

             Creación de campos compatibles para los jugadores de club y para los torneos de profesionales, al máximo nivel de prestaciones de ambos.

        7.1       Para los "amateurs", los pares 3 y los pares 5, representan las mejores oportunidades de "arreglar la tarjeta y cumplir el handicap". Aquí se aumentan en cuatro, respecto a la secuencia tradicional de 10 pares 4 ; 4 pares 3 y 4 pares 5.

        7.2       La dificultad de los pares 3 y pares 5, se puede regular fácilmente para el juego de "amateurs", con la precisa ubicación de los tees, de forma que el  campo tenga el grado de dificultad que se pretenda.

       7.3       Pensando en torneos de profesionales, se puede prefijar un nivel de dificultad en los bloques de hoyos que prevean el resultado del ganador de un torneo del circuito europeo, en el entorno de un máximo de 10 bajo par.

 

 


8. Mayor selectividad.

      8.1       Por la variedad buscada, las prestaciones exigidas a los jugadores serán máximas. Los más completos normalmente tendrán, más oportunidades de vencer.    

        8.2       El diseño obligará, realmente, a jugar todos los palos de la bolsa, al existir hoyos de todas las longitudes y características.

 

 9. Juego de los hoyos desde distintas alternativas.

        9.1      Los seis pares 5 permiten elegir entre ir de dos golpes a green o jugarlos de forma más conservadora.

       9.2     Los dos pares 4 cortos de la vuelta, pueden en algunas ocasiones presentar la  posibilidad de ir directamente a green con el driver, cuando exista un "dog leg" pronunciado, defendido por agua, de modo que por encima de ella se pueda acortar la longitud del hoyo.

       9.3       Las sucesivas series de grupos de hoyos: par 3, par 4, par 5, que los jugadores van a ir encontrando durante el recorrido les permitirá decidir el nivel de riesgos  a tomar en  todo momento y por tanto la forma de juego de los hoyos.

 



10. Aprovechamiento natural de los recursos del terreno.

       10.1    La gran adaptabilidad de los pares 3, permite crear impactantes hoyos, allí donde el terreno presenta alguna singularidad paisajística en forma de: árboles ejemplares, lagos,  arroyos, acantilados, proximidad al mar, etc.

    10.2     Al ser los pares 5, conceptualmente, hoyos tanto de eagle-birdie, como de bogey-doble bogey, obliga a defender sus greenes con espectaculares obstáculos de tipo natural, como los citados antes, o artificiales como bunkers, etc.

    10.3     En terrenos desprovistos de hitos paisajísticos naturales, es más sencilla la suplantación, creando, por ejemplo, un gran lago que abrace los greenes de un par 3 y un  par 5, bien porque sean consecutivos o porque están en su proximidad, siempre con la apariencia de un golf adaptado a la naturaleza.