Design Process

Our experience supports us

In addphic, environmental, etc. as well as a detailed topographical representation of the land, this should include contition to an on-site inspection and an aerial photo, different studies are implemented, e.g.: geological, edaour lines (preferably metre by metre).

On this basis, different designs are carried out, each with the aim of solving problems which may appear in the previous designs.

Thus, following the successive approaches, the final design is reached. And so the engineering project is drawn showing all the work to be executed during the different phases of the golf course construction.

SPECIFIC NATURE

  • Holes that are unique and different from each other should be achieved without having to use artificial solutions. This means that the natural conditions of the land have been truly taken advantage of.

DESIGN SEQUENCE

  • During the design process, it is essential to select those areas of land which offer a potential value when deciding the location of a tee, a fairway or a green.
  • The same could be said of the tees, occupying sites where the relevant fairway can be visualized in its true dimension, revealing all the hazards to be avoided before playing the next shot to green with the best possible options of success.
  • The secret of a good design lies here. Being able to take advantage of all the options the terrain offers us and being able to link one hole to another. This sequence of holes should overcome any problems that may arise, for example: forests, steep slopes, rocky terrain, flood plains, Club House location, etc.

In addition, said sequence of holes should vary as much as possible so as to capture the player´s interest and concentration. Lastly, it is essential that the final holes offer unpredictable outcomes, as if they were a good book or a thriller movie.

 

SMOOTH PLAY

Course versatility and shaping

It is essential to achieve smoothness at the time of play so that the game does not suffer any stops or hold-ups. For this, the hole sequence, with regards to its difficulty, its par and its distance from green to following tee is fundamental.

COURSE VERSATILITY

It is essential that the holes appropriately present themselves to the player in different ways. Even when the weather conditions do not vary. In other words, the course played by a player one day will present different challenges the following day.

Shaping of the playing surface

 Another variable, such as shaping of the playing surface, also guarantees mutability of the course. The shaping reflects the land as it was before preparing for grass implantation and shows all its related elements (previous scarification and plowing, drainage, water installation, refining of the ground, seeding, etc.). This guarantees the ball´s position will always vary with regards to feet level. And so, the strategy used from the tee will also have to bear this in mind.

  •   La localización de al menos 4 posiciones de bandera, implica diferentes maneras de afrontar el hoyo dependiendo de la localización.

  • Este moldeo exige un buen control del juego corto para intentar conseguir el ansiado approach y putt, tan necesario a la hora de presentar un buen score.

  • Dependiendo de la colocación de la bandera y del moldeo del green, se premia a aquéllos que tengan un buen toque y seguridad con el putter.

REQUISITOS DEL DISEÑO DE UN CAMPO DE GOLF

Para lograr un buen campo de golf es imprescindible que se consigan unas condiciones mínimas básicas, ya que en caso contrario el diseño siempre carecerá de ciertas características que se hacen imprescindibles para que el jugador disfrute.

Es, por ejemplo, muy importante disponer de una superficie mínima para que no haya interferencias entre los hoyos, o entre éstos y los límites del campo, en los cuales puede encontrarse un residencial, unos viales, una zona deportiva…, en definitiva una amplitud mínima que haga sentirse cómodo al jugador. Si la dimensiones son reducidas es difícil que un diseño se caracterice por la variedad en la longitud de los hoyos.

Otros factores importantes son las condiciones medioambientales y topográficas del terreno, al igual que unos presupuestos mínimos de construcción que posibiliten el cumplimiento de las especificaciones técnicas requeridas.

Especificidad de Diseño

Las condiciones naturales del terreno las consideramos muy importantes para no tener que recurrir a soluciones artificiales que suelen incrementar el costo de construcción e incluso el de mantenimiento.

El aprovechamiento del entorno, suele ser el mejor instrumento para conseguir unos hoyos diferentes, sin olvidar, por supuesto, la destreza y experiencia del diseñador. El paisaje debe guiarnos en la búsqueda de las características del recorrido.

Naturalidad en el Diseño

Nuestra filosofía se basa en realizar campos de golf naturales, y a partir de cada lugar y de las dimensiones y características del entorno, cada campo tendrá su estilo, porque no hay dos piezas de terreno iguales donde implantar un diseño.

Nosotros consideramos imprescindible, aprovechar e integrar todos los rincones del terreno, en busca de localizaciones únicas, con el fin de situar en los mejores lugares y dependiendo de la características de cada uno, los greenes, tees, nuevos lagos, etc.

Tan importante como la integración de estos elementos es tener éxito en la concatenación de los hoyos, buscando la secuencia que mejor funcione. Un elemento primordial en este logro es encontrar un adecuado emplazamiento de la Casa Club, campo de prácticas, aparcamientos que posibilite la salida y llegada de cada parcial de 9 hoyos.

Como si se tratase del género cinematográfico, mantener el interés del espectador con un estilo de narración fluido y convincente es tan importante para una película, como para un jugador ir saltando de hoyo en hoyo, encontrándose retos diferentes pero bien hilvanados y siempre con un estilo natural que respete y potencie el terreno a la vez que obligue al jugador a desplegar todas sus virtudes: potencia, habilidad, estrategia, capacidad para afrontar riesgos…, y pretendiendo siempre conseguir un final de cine.

UN CAMPO DE GOLF NO DEBE DELATAR QUE ES FRUTO DE UN TRABAJO REALIZADO EN UNA MESA DE DIBUJO, NI DE UN SOFISTICADO PROGRAMA INFORMÁTICO

Tal y como hemos repetido anteriormente, un buen Golf realmente Natural se consigue a partir de una concienzuda ordenación del terreno, plasmada en el Master Plan y de saber trasladar al terreno todas las particularidades que el diseño lleva implícito.

Para lograr la integración de todas las unidades del entorno, no basta con que la construcción se haga con un equipo de topógrafos que estaquille el campo y señale las cotas para que el movimiento de tierras sea hecho tal y cómo indican los planos de Proyecto. Es necesario, por el contrario, adaptar esta información al terreno para respetarlo y potenciarlo en sus cualidades con la ayuda de un personal propio de dirección de obra y de un equipo de moldeadores de la máxima experiencia y confianza del equipo del diseñador.

Este trabajo de adaptación y mejoras sucesivas de todas las situaciones que se van planteando, no ha de significar un encarecimiento del presupuesto, sino todo lo contrario. Con un PROJECT bien realizado y una Dirección experimentada, es posible conseguir esa optimización permanente del diseño, sin repercusión en el precio, es lo que se llama «Precio Cerrado«.

Valoración del Diseño elaborado

Mediante el trabajo de dirección y adaptación del diseño al terreno, iremos analizando en cada hoyo, todos los elementos a ser considerados y su presentación final.

Se trata de ponderar cada factor debidamente de modo que cada hoyo presente el nivel de dificultad y las características pretendidas. Sobre el papel se puede hacer como si de un modelo matemático se tratara, de forma que cada hoyo arroje un valor final, esto tiene su correspondencia real con el handicap final de cada hoyo.

El objeto final es conseguir la complementariedad entre hoyos ya mencionada así como otros objetivos parciales igualmente importantes.

Objetivos parciales:

Para una sencilla funcionalidad de la instalación, y facilitar la realización de torneos de Club y también en el más alto nivel de profesionales, normalmente las salidas se realizan tanto por el tee del 1 como del 10. Con el fin de no crear desigualdades entre los jugadores por este motivo, resulta interesante equiparar en su dificultad ambas vueltas.
Es importante que los hoyos admitan por sus características cualquier resultado, premiando los buenos golpes y castigando a los malos. Un ejemplo de esto es el 17 de Valderrama, mirando las estadísticas del Torneo, se desprendía que era el hoyo con mayor número de birdies, eagles y boggies. Esta cualidad es posible conseguirla a la hora de diseñar por ejemplo, un par cinco. Es importante que los hoyos finales, sean los mejores o estén a la altura de los más notables del recorrido para fomentar e incrementar la incertidumbre del resultado.

Utilizando debidamente las posibilidades que supone aplicar a cada hoyo hasta cien factores de diseño, como ya ha quedado comentado anteriormente, se garantiza la consecución de este objetivo.

Es importante conseguir fluidez en el juego, de modo que no se produzcan parones o retenciones en el recorrido. Para ello es fundamental la secuencia establecida de hoyos en lo que respecta a su dificultad, al par de los mismos y a la distancia de green a tee.

 

Es muy importante que los hoyos resultantes tengan la propiedad de presentarse al jugador de diferentes formas, incluso a igualdad de condiciones climáticas. Es decir, que el campo que un jugador se encuentre un día, le planteé retos diferentes al día siguiente.

El diseño permitirá disfrutar de estas condiciones tanto a los profesionales como a los amateurs. Para ello no se tendrá sólo en cuenta la realización de diferentes tees, sino que supone la ubicación de los obstáculos de la forma precisa.

Deberá ser considerado este aspecto así como su compensación interna. Es decir, conseguir un equilibrio entre las orientaciones no sólo de los hoyos en general, sino entre los del mismo par.

Colofón

En conclusión, el gran objetivo final, la consecución de hoyos complementarios en sus cualidades, además de diferentes, supone la creación de un recorrido justo en el sentido de que contemple todas las formas de juego: precisión, agresividad o toma de riesgos, potencia o buen juego largo, habilidad o dominio de juego corto, calidad en los greenes, etc…Es decir, un escenario, donde los que mejor jueguen realmente tengan más oportunidades de victoria, y donde por tanto la suerte juegue un papel secundario.

Por los mismos motivos anteriormente citados, se tratará de un terreno de juego SELECTIVO, se trata de premiar a los jugadores más completos, que es tanto como decir los mejores, capaces de dominar todos los palos de la bolsa y todas las situaciones en las que el Campo les ponga a prueba.

Nuestra experiencia nos ha enseñado que una de las mejores maneras para incorporar estas características en los recorridos es el equilibrio en los pares del campo, es decir, la creación de seis pares 3, seis pares 4 y seis pares 5.