Diario AS Va por Seve US OPEN

John Rahm gana el US. Open 2021

Primera vez que un jugador español se impone en el Open de Estados Unidos de Golf.

El triángulo mágico de John Rahm (Juan Gutiérrez. Diario AS)

La primera vez que Jon Rahm se aupó al número uno del mundo, el 19 de julio de 2020, se acordó de su ídolo: “Ha sido increíble entrar en la historia al lado de Seve”. Y la primera vez que se ha coronado en un major, el pasado domingo, ya en la madrugada del lunes en España, ha vuelto a dedicar unas palabras al genio de Pedreña: “Esto va por Seve, sé que siempre quiso ganar este torneo”.

Efectivamente, Seve Ballesteros nunca conquistó el US Open, pero sí abrió la puerta grande al golf español con tres títulos en el Abierto Británico y dos en el Masters de Augusta. Tras el cántabro lo lograron Chema Olazábal y Sergio García, ambos enfundados en la Chaqueta Verde. Y ahora ha sido el turno de Rahm, que avista un brillante futuro a sus 26 años.

Con estas dos frases con Seve de protagonista se cosen tres vértices de la carrera de Rahmbo, tres constantes de su vida que han marcado su progresión deportiva.

La primera de ellas, la del número uno, la pronunció en Ohio, después de anotarseThe Memorial Tournament.

La segunda frase la pronunció sobre la hierba de Torrey Pines, su campo talismán. Allí, en San Diego, hizo sus primeros pinitos,

Severiano Ballesteros, Torrey Pines y The Memorial, un triángulo mágico, han hilado la carrera deportiva del héroe de Barrika hasta coronarse en el US Open, el primer major de muchos. 

Otras publicaciones

Jon Rahm, tras ganar el US Open: «El triunfo va por Seve Ballesteros» (Deia. Deportes)

«Esto definitivamente fue para Seve», dijo Rahm, refiriéndose a su ídolo del golf, Seve Ballesteros. «Sé que hablamos mucho de Seve en el Masters, pero sé que él quería ganar este sobre todo».

Comenta que mientras sostiene a su hijo, en brazos, ya le había dicho de lo mucho que significaba el triunfo, aunque él todavía no podía darse cuenta, pero seguro que muy pronto lo haría.

No cabe duda que Rahm, de 26 años, también compensó todo los malos momentos vividos con el abandono forzoso en el torneo Memorial.