Crans Seve inaugur 13734484_277541929273702_906984846_n

En este veterano campo remodelado por Seve se ha celebrado uno de los torneos más longevos de Circuito Europeo.

European Masters 2021

El danés Rasmus Højgaard, se impuso con un golpe de ventaja sobre Bernd Wiesberger. Precisamente el hoyo 18, rediseñado por Seve se convirtió en clave para el desenlace. Un birdie del danés le llevó a 13 bajo par. Por el contrario, el austriaco, tras caer en el bunker de salida, llevó su bola al agua de segundo golpe. El lago diseñado por Seve en el lado derecho de la entrada a Green le llevó a hacer doble bogey y a terminar con 12 bajo par.

Henrik Stenson terminó tercero (-11), lo cual demuestra su buen estado de forma a la próxima Ryder.

Højgaard estaba encantado de poner su nombre en un trofeo que también ha sido ganado por los más de grandes del Tour Europeo, incluidos Seve Ballesteros, Colin Montgomerie y Sergio García.

Dijo: «Estoy muy orgulloso. Es muy especial. Es un lugar increíble y no veo la hora de volver”.

Seve en European Masters.

Severiano ganó tres veces en este prestigioso torneo (1977, 1978 y 1989). La primera vez con 20 años, al igual que Rasmus Højgaard.

Aunque no venció, en la edición de 1993, en el hoyo 18 del recorrido de la cuarta jornada, un golpe de Severiano quedó inmortalizado en una placa. La bola de salida se desvió hacia la derecha y fue a parar en medio de los árboles. Quedó junto a a la valla de fuera de límites por la derecha del campo. Limitando con la piscina.  Seve, con uno de sus golpes imposibles dejó la bola al borde del pequeño lago que protege por la derecha el green del  citado hoyo. Después, con el apprach de tercer golpe, Seve embocó la bola ante el delirio de los espectadores que llenaban el anfiteatro situado a la izquierda del green.  Un final de torneo apoteósico. Una gran hazaña que cuenta David Cannon en el siguiente video:

Remodelación

El actual equipo de Magnolia Golf Design realizó la Dirección de Obra, siguiendo las indicaciones de Seve. Las obras se realizaban después de cada edición y condicionados los trabajos por las nieves que cubren en invierno todo el recorrido.

Todas las vicisitudes de esta obra lo recogemos en nuestro libro EL GRAN RETO DE SEVE. Acompañamos un extracto del mismo donde se recoge lo referido a estos trabajos.

“Durante estos tres años los viajes de dirección de obra fueron múltiples, tanto en otoño como en primavera, pues se trataba de supervisar temas muy sensibles como lo eran fundamentalmente el acabado de la superficie de los greenes previa a la implantación de los tepes. Se caracterizaban por tener bastante movimiento y por ello las pendientes tenían que estar perfectamente conseguidas para que cumplieran el objetivo buscado de presentar diferentes posiciones de bandera y zonas de transición entre ellas aceptables para el juego.”