¡El Golf de 600.000 m2. en menos de 1 ha!

Un Proyecto que realmente cumple con los tres objetivos fundamentales y permite ser desarrollado en cualquier lugar.

  • Respeto al Medio Ambiente. Sus reducidas dimensiones permiten adaptarse al entorno del modo más positivo.
  • Sostenible. Su mantenimiento mínimo, asegura su sostenibilidad con el transcurso del tiempo.
  • Innovador. Un concepto de nueva creación y con un alto componente tecnológico.

COMPONENTES

Elementos que lo componen

PUTTING GREEN

Diseñando una superficie de Putting que obliga a jugar todo tipo de caídas y velocidades de putt y es el lugar ideal para hacer una competición de putt con los amigos. ara asegurar el perfecto estado de su superficie y dado que un green es un elemento muy delicado y que necesita unas labores de mantenimiento continuadas y de nivel profesional, se hace imprescindible que sea de material sintético. De esta forma se asegura su respuesta ante una carga de jugadores alta y que en muchos casos pueden ser primerizos y sin calzado de golf.

El hecho de contar con fuertes desniveles como principal atractivo para el juego, hace más difícil el mantenimiento, porque las áreas en pendiente retienen peor la humedad a igualdad de dosis de riego y la siega es complicada en los cambios de rasante en que la máquina puede llegar a raspar lo que es conocido como “scalping”.

Es importante que el diseño de su superficie sea atractivo, por ejemplo, con fuertes desniveles en algunas zonas para que los hoyos resultantes sean realmente retadores y potencien la competición. Un ejemplo de una instalación de este tipo lo encontramos en St. Andrews, la meca del golf en Escocia, donde los visitantes con independencia de que jueguen el campo o no, disfrutan de esta instalación que es conocida como los Himalayas

CHIP&BUNKER

Otra superficie debidamente diseñada de chipping y bunker, permitirá al jugador recrear todos los golpes alrededor de green con los que se puede encontrar en un campo.

RECORRIDO DE 3 HOYOS PARA JUGAR COMO 9

Tres hoyos de pitch&putt, con tres tees diferentes por hoyo, servirán para poner en práctica todo el juego corto entrenado previamente.

SIMULADORES

Un conjunto de simuladores de última gama instalados en unos módulos construidos en madera laminada y específicamente diseñados por Magnolia, harán posible los golpes de cualquier distancia y tener todas las referencias técnicas de los mismos. Desde el modo Campo de Prácticas, el juego a banderas situadas a diferentes distancias, competir al drive más largo o jugar en cualquiera de los mejores campos del mundo de manera virtual pero con una verosimilitud que la tecnología punta permite.

El módulo diseñado, de 8 m de longitud, incorpora dos simuladores con separador entre puestos y en cada uno de ellos todos los componentes para la práctica: hierba artificial donde poder clavar el tee, con la mejor sensación en el contacto con las mismas bolas del campo de golf, pantalla frontal donde un proyector muestra la trayectoria del golpe ejecutado, así como una pantalla de alta resolución que refleja también todos los parámetros que queramos ver en función del modo de juego seleccionado.

 La amplitud del recinto permite ser compartido por más jugadores con los que poder disfrutar la práctica en cualquier circunstancia, con independencia de las condiciones atmosféricas existentes y con total independencia del simulador vecino. La ubicación de un total de hasta 24 simuladores es totalmente factible con un diseño adecuado.

 El módulo con dos simuladores representa el espacio ideal para que un profesor pueda dar una clase colectiva, de manera que los dos grupos de alumnos atiendan a sus indicaciones de una manera organizada.

CENTRO DE GOLF

Este tipo de instalaciones es el lugar ideal para crear un Centro de  Golf, donde la enseñanza pueda jugar un papel protagonista y siempre con la mirada puesta  en el futuro. La sociedad se vuelve más y más competitiva, y posicionarse adecuadamente dentro de cualquier actividad que se realice, es cada vez más complejo y requiere una mayor cualificación, conocimientos tecnológicos y un mayor esfuerzo.

 

La diferenciación, unida a la capacidad y velocidad de adaptación a estos nuevos cambios, son clave en el éxito en casi todas las actividades. Todos estos cambios, están exigiendo a las academias de golf realizar importantes adaptaciones. Actualmente, en muchas academias conviven los métodos de enseñanza tradicionales en los que el profesor más veterano transmite sus conocimientos, adquiridos en base a la experiencia de muchos años de profesión, en contraposición con las nuevas generaciones de profesores, más sensibles a la formación continuada y a las últimas tecnologías, y con una formación académica más amplia.

 

VIABILIDAD DEL PROYECTO

De la combinación, por un lado, de la reducción de gastos de adquisición de terrenos, construcción del complejo, mantenimiento del mismo, y por otro, contar con una oferta variada de servicios por los que poder facturar, cabe pensar sin lugar a error, en una viabilidad positiva. Fundamentalmente, si lo comparamos con muchas instalaciones de golf que no pueden aplicar ingresos atípicos más allá de la venta de greenfees.

 Los costes de implantación y de mantenimiento son la décima parte de un campo de golf dentro de los modestos y el doble si nos referimos a un 18 hoyos de una gama media-alta. Las tarifas para disfrutar de la instalación pueden por tanto ser tan asequibles como se desee, para garantizar la respuesta del público y es por tanto un lugar de ocio y deporte para toda la familia.

 Para obtener mayores descuentos en la práctica, se puede crear la figura del abonado entre los más asiduos, por lo que estamos en presencia de un auténtico Club de Golf, vinculado a una instalación.

 Por otra parte, resulta el complemento ideal para un establecimiento hostelero existente, ya sea: hotel, restaurante, casa rural, etc. Supone una atracción de visitantes que pueden satisfacer su oferta de ocio más allá de la práctica de su deporte preferido.