Seve Putting Green (2)

En el documental de Amazon Prime Video se trata con profundidad la lucha de Seve por mejorar el golf.

Tony Jacklin, capitán inglés de las inolvidables Ryder Cup de los ochenta, define perfectamente el carácter de Seve con esa frase y añade, “los torneos buscan estrellas se quiere ver las estrellas, se llenaban con él las gradas, se tenía más cobertura”. “Y eso era Seve”

Gary Player, comenta que Seve tenía su opinión sobre las cosas, podías estar de acuerdo con él, o no. Pero verdaderamente le admiraba, porque decía lo que sentía.

Bernhard Langer, decía que Seve pensaba que tenía razón cuando presentaba sus consideraciones e “intentaba defender su postura, y no aceptaba un no por respuesta, era incapaz de ver la otra cara de la moneda, pero eso es lo que pasa a menudo con los genios”.

“Estaba decidido a salirse con la suya (George O’Grady), le hacía ser un poco terco, pero nunca se daba por vencido, podía parecer de trato difícil, pero tenía buen corazón.”

“No dejaba de aporrear la puerta de los corredores de la autoridad, pero a veces la autoridad tenía que mantener la puerta cerrada.” (John Hopkins).

Los jugadores, incluidos los españoles, pensaron que como estaba fuera del Circuito Europeo, había que excluirlo de la  Ryder Cup de 1981.  Tony Jacklin, apunta “que había un Comité de tres personas, John Jacobs que era el capitán del equipo, Neil Coles, el presidente del Circuito y Bernhard Langer, representante de los jugadores”. John Hopkins (reconocido periodista) apostilla: “Uno presidía el Circuito y los otros dos dijeron que no votaron contra Seve”, pero obviamente alguien votó en contra pues se tomó la decisión de no seleccionarle para el equipo de 1981.

Bernhard Langer: “Fue la estrella del equipo durante muchos años, pero al mismo tiempo, creíamos…algunas personas creían que debía apoyar el Circuito Europeo con más firmeza…”

En conclusión, Seve se juró que nunca volvería a jugar la Ryder Cup.

Aunque no se puntualiza en el documental, debemos decir que Europa, sin Seve, recibió una dura derrota en casa. Curiosamente, Seve dominó el golf mundial tanto en los torneos previos a esa Ryder como en los que se jugaron a continuación, incluido el Campeonato del Mundo Match Play, es decir un formato crucial en la Ryder, además de otros triunfos en Europa, Japón y Australia.

Tony Jacklin, estando practicando en Moor Allerton Golf Club (Leeds), en la primavera de 1983, se le acercó Ken Schofield (presidente del Circuito Europeo) y me planteó la posibilidad de ser capitán de esa Ryder. Tony lo consultó con la almohada y sabía que de aceptar, tendría que pedir que se hiciesen algunos cambios, Ken aceptó que serealizaran y Tony le preguntó: ¿Qué pasa con Seve? Y Ken le respondió: “Bueno, has aceptado ser el capitán, ahora es tu problema”.

Para Tony, “Seve era cualquier cosa, menos un problema”. Tony habló con Seve y le dijo que sabía lo que había, pero que debía tomarlo como agua pasada. Ahora puedo hacer lo que quiera, pero no puedo hacerlo sin ti. Por lo que a mí respecta ya sabes que tú eres el elegido”. Al acabar Seve le dijo: “Vale te ayudaré”.

Como dice Manuel Piñero, “con la perspectiva de los años se vió que tenía razón, porque luego se tomaron todas las medidas por las que luchó y además no hay duda sobre ello, pero en aquel momento…”.

En definitiva, Seve era un ejército de un solo hombre.

https://www.elindependiente.com/tendencias/2021/06/09/seve-el-ejercito-de-un-solo-hombre/