Evoluciongif-1

En Magnolia Golf Design hemos diseñado un campo de prácticas en Uraburu Golf. Bajo nuestra Dirección de Obra y con la inestimable ayuda de la Junta Directiva y de los trabajadores de este recorrido situado en Artxanda (Término Municipal de Galdakao), muy próximo a Bilbao, las obras se encuentran muy avanzadas.

Los primeros trabajos que comenzaron en enero fueron encaminados a la construcción de la nueva calle del hoyo 10, a la derecha del trazado original, para habilitar la antigua, como campo de prácticas. En estos momentos se está procediendo a la creación de los nuevos tees del hoyo 10, instalación de drenajes y al extendido de arena sobre la nueva caída de bola del mencionado hoyo. Debemos comentar, que la Propiedad ha optimizado totalmente la secuencia y solución final de todas las zonas. Muestra de esta gestión profesional de los recursos, es que todas las arenas necesarias se han extraído de la antigua calle del 10, ya que el campo de prácticas se cubrirá de hierba artificial, para lo que se está habilitando un suelo firme para su perfecta adaptación. Previamente, se ha realizado ya un movimiento de tierras importante para la creación de los tees del Campo de Prácticas, actuando también en el resto de esta instalación. Se ha desmontado en buena parte del mismo, para que desde los tees del campo de prácticas se visualice el vuelo de la bola, siendo necesario también para ello, terraplenar en la zona final, del fondo.

Todos estos detalles se pueden apreciar en las siguientes imágenes. 

El proyecto que hicimos en Magnolia Golf Design el pasado mes de octubre, estamos adaptándolo al terreno y poco a poco van tomando forma los nuevos tees y fairway del hoyo 10, ya que se conservará el Green existente. Se ha conseguido una caída de bola muy amplia que facilitará el juego de todos los handicaps. Para alcanzar esta cómoda posición, muchos jugadores no precisarán el driver de salida, por lo que será más fácil colocar la bola de este dog-leg a la izquierda. Los handicaps bajos pueden tener la oportunidad de arriesgar, pero a partir de los 185 metros desde el tee de amarillas el fairway se estrecha y entrará en juego un obstáculo de agua a la izquierda del fairway. Desde la antigua salida de barras rojas, los profesionales podrán encarar este par 4 con un golpe exigente en el que deben sobrevolar los 230 metros para alcanzar la calle, bien es verdad que es en descenso.